sábado, 30 de julio de 2011

Capítulo III: San Francisco de Borja en el Castillo de Mota del Marqués (Parte segunda: LA ENFERMEDAD DEL SANTO Y SU CURACIÓN GRACIAS A UN "CUERNO DE RINOCERONTE" HABIDO EN MOTA)

Esta segunda parte de la leyenda donde se narra la útima visita a Mota del que luego fuera San Francisco de Borja, tiene algo de costumbrista y es más "decimonónica" (si puede decirse). Pero no por ello, carece de sentido ni de una gran base histórica. Además, contiene el enorme interés de que puede explicarnos el modo y lugar donde se reunían los lugareños, desde hace al menos cien años; a departir y a jugar en aquella localidad de Mota del Marqués. De tal manera, el manuscrito (que siempre recogemos en letras mayúsculas) narra lo sucedido hacia 1570, cuando Francisco de Borja -entonces General de la Compañia de Jesús- fué a visitar por última vez a los marqueses de la Mota y a Magdalena de Ulloa. Parece ser que con la intención de llegarse hasta esta población para hablar con la hermana del marqués: Da. Magdalena de Ulloa, viuda ya de Luis de Quijada; quien fue "madre adoptiva" (o aya) del famoso Juan de Austria (que por esos años batallaba en Lepanto). Pues sabiendo que Da. Magdalena tenia intención de legar todos sus bienes a la Iglesia, deseaba convencerla para que lo hiciera en favor de la Compañía de Jesús (como así sucedió pocos años más tarde, cuando aquella mujer "dió los dineros" para fundar La Colegiata de Villagarcía de Campos, al igual que poco más tarde hizo para otros tantos templos de los jesuitas).

La historia que narra este tercer capítulo en su parte segunda, comienza en Toro, cuando Francisco de Borja va a visitar a una de sus hijas (Juana) casada con el marqués de Alcañices. Allí conoce, por mediación de sus familiares, la intención de Da. Magdalena por legar sus bienes a la Iglesia. Así decide llegarse hasta Mota del Marqués para hablar con la noble dama que entonces, por estar sola, residía en el palacio de su hermano (en construcción o recién acabado, por esas fechas). Como acostumbramos a hacer, recogemos el texto original del libro de leyendas en letras mayúsculas y en minúsculas añadimos las partes que (por deterioro, manchas o faltas) consideramos que estarían escritas. Asimismo, apuntamos en citas a pié de página las coincidencias históricas del texto y los datos que nos desvelan.

BAJO ESTAS LINEAS: Autógrafo (firma) de San Francisco de Borja como General de la Compañia de Jesús.




CAPÍTULO III (parte segunda): LA ENFERMEDAD DEL SANTO Y SU CURACIÓN GRACIAS A UN "CUERNO DE RINOCERONTE HABIDO EN MOTA"


AL FINAL DE SU VIDA Y CUANDO YA CONTABA FRANCISCO DE BORJA MÁS DE SESENTA AÑOS; EL SANTO PADRE LE ENVIÓ A FUNDAR, MEDIAR Y A REALIZAR VARIAS MISIONES ENTRE ESPAÑOLES Y PORTUGUESES. ASÍ EN ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS DE SU VIDA (1), CON GRANDES PESARES DE SALUD, PERO CON GRAN ALEGRÍA DE SERVIR A DIOS; FUE CUMPLIENDO SUS EMBAJADAS Y LABORES ALLÍ DONDE LE ENVIARAN. LAS ÚLTIMAS SE DESARROLLARON ENTRE PORTUGAL Y CASTILLA (España) SIENDO UNO DE SUS VIAJES FINALES (antes de partir para Roma) (2) AQUEL EN EL QUE VINO A DESPEDIRSE DE SUS HIJAS: LA PEQUEÑA, LLAMADA DOROTEA Y NACIDA EN VALLADOLID EN 1538, HABÍA INGRESADO COMO CLARISA UNOS POCOS AÑOS ATRÁS EN TORDESILLAS. TANTO COMO LA QUINTA (JUANA, VENIDA AL MUNDO EN 1535) CONTRAJO MATRIMONIO CON EL HEREDERO DEL MARQUESADO DE ALCAÑICES Y VIVÍA EN TORO(3) .


VINIENDO DESDE PORTUGAL, SIENTIÉNDOSE YA MUY VIEJO Y CANSADO, APROVECHÓ LA RUTA CON MOTIVO DE PARARSE UNOS DIAS EN LA CASA DE SU HIJA JUANA. QUIEN RESIDÍA EN EL PALACIO DE LOS MARQUESES DE ALCAÑICES -en la ciudad de Toro-. PIDIÓ ASÍ PERMISO PARA PERNOCTAR EN LUGAR FUERA DE LA CONGREGACIÓN Y DE ELLO QUE FUESE A VIVIR ALGUNOS DIAS CON LOS SUYOS AL MENCIONADO PALACIO. ADEMÁS SE DABA LA CIRCUNSTANCIA DE QUE EL NUNCIO DE SU SANTITAD TUVIERA SU RESIDENCIA A MUY POCOS METROS DE LA CASA DE SU HIJA JUANA, POR LO QUE EN AQUELLA VILLA DE TORO, FRANCISCO DE BORJA APROVECHÓ PARA DEPARTIR CON LA NUNCIATURA, RECIBIR CORREOS Y REALIZAR VARIOS TRÁMITES FIJANDO FECHAS DE SU REGRESO A ROMA.

JUNTO A ESTAS LINEAS: Palacio de los marqueses de Alcañices en Toro donde residió la quinta hija de San Francisco de Borja. Tristemente el maravilloso palacio fué saqueado hacia 1810 y su famosa balaustrada en bronce dorado, llevada a Francia. Pese a ello, aún puede disfrutarse de las preciosas zapatas que sujetaron la terraza con su forja (hoy en paradero desconocido).

JUNTO A ESTAS LINEAS: Palacio del Nuncio, en Toro. Efectivamente, se encuentra a tan solo unos metros y en la misma calle que de los marqueses de Alcañices (recogido arriba).


HABLANDO CON LOS DE ALCAÑICES (familiares de los marqueses de la Mota), LE TRANSMITIERON QUE Da. MAGDALENA DE ULLOA (hermana del marqués), HABÍA QUEDADO VIUDA Y SOLA HACÍA POCOS AÑOS  (TRAS LA MUERTE DE DON LUIS DE QUIJADA Y LA MARCHA A ITALIA DE JUAN DE AUSTRIA). TENIENDO COMO INTENCIÓN AL CARECER DE DESCENDENCIA, LEGAR TODOS SUS BIENES A LA IGLESIA. SIENDO AQUELLA ILUSTRE DAMA, VIEJA CONOCIDA DESDE LA INFANCIA DE FRANCISCO DE BORJA (QUIEN DESDE LOS DOCE AÑOS VIVIÓ EN TORDESILLAS, sirviendo a la reina Juana). DECIDIÓ ACERCARSE PARA HABLAR CON ELLA Y VISITAR A SUS ANTIGUOS AMIGOS (los Ulloa). ASÍ, PLANEÓ ANTES DE LLEGAR A VER A SU PEQUEÑA DOROTEA (la hija menor quien era clarisa en Valladolid), VENIR UN DÍA HASTA MOTA DEL MARQUÉS PARA PERNOCTAR, DAR CONFESIÓN Y DIRECCIÓN ESPIRITUAL A DOÑA MAGDALENA Y LOS SUYOS.

EL VIAJE DESDE TORO HASTA MOTA ERA CORTO Y EN APENAS MEDIA MAÑANA SE LLEGABA CON TRANQUILIDAD; PESE A QUE EL SÉQUITO DE FRANCISCO DE BORJA ERA MUY NUMEROSO Y HABÍA DE VENIR A VELOCIDAD DE MULA AL PASO (sin trotes, por la vejez del General de los Jesuitas, tanto como la de muchos otros clérigos que le acompañaban). OYERON MISA Y TRAS ELLO SE DISPUSIERON A SALIR DE TORO. DICEN QUE AQUELLA MAÑANA, AL PARTIR, FRANCISCO DE BORJA ESTABA MUY ALEGRE; TANTO QUE ANTES DE ENCAMINARSE PARA ESCUCHAR LA MISA, DIJO LA CONOCIDA FRASE SUYA: "LO PRIMERO Y PRINCIPAL, OIR MISA Y ALMORZAR; SI EL ALMUERZO CORRE PRISA, SERÁ ANTES QUE IR A MISA...". TRAS ESA RIMA, QUIENES LE RODEABAN RIERON Y ASÍ SALIERON ALEGRES, JUNTO A SU SÉQUITO CAMINO DE MOTA DEL MARQUÉS.

ALCANZANDO YA LAS PROXIMIDADES DEL PUEBLO DE MOTA, QUISO BAJARSE EL SANTO, PARA ENCAMINARSE SOLO Y SIN APENAS COMPAÑÍA, HACIA LA ERMITA DE CASTELLANOS. NADIE SABÍA POR QUÉ FRANCISCO DE BORJA TUVO SIEMPRE ESTA NECESIDAD DE VISITAR AQUELLA ERMITA, ANTES DE ENTRAR EN MOTA. PERO GRACIAS A LA HISTORIA SABEMOS POR QUÉ CADA VEZ QUE LLEGABA A NUESTRA LOCALIDAD, LO PRIMERO QUE DESEABA ERA ORAR JUNTO A LA PIEDRA DE LOS TEUTONES (LA TUMBA SECRETA DE SU TIO, CÉSAR BORJA o Borgia) -ver leyenda anterior-. FUESE ASÍ, SOLO HACIA LA ERMITA, DONDE PERMANECIÓ REZANDO UN LARGO RATO Y TRAS ELLO, AL SALIR QUISO IR A PIÉ HASTA EL PALACIO (4). PASABA FRENTE AL RIO Y ENTRETÚVOSE MIRANDO A LOS MUCHOS CURTIDORES QUE ALLÍ LIMPIABAN Y ARREGLABAN LAS PIELES. EN ELLO, NO SE SABE SI CON LOS MALOS AIRES QUE DAN LOS CURTIDOS DE PIEL, O POR LOS FRIOS, O DEBIDO A LOS ACHAQUES Y A SU AVANZADA EDAD. EL SANTO EN ESE LUGAR SE SINTIÓ INDISPUESTO, DESPLOMÁNDOSE EN LOS BRAZOS DE LOS QUE ACUDIERON A RECOGERLE (QUEDANDO ALLÍ COMO MUERTO).


JUNTO A ESTAS LINEAS: Lugar en el que dice la leyenda se desplomó el Santo, cayendo sin sentido. En la foto vemos un puentecito sobre el rio Bajoz, tras el que se encuentra la "ermita del humilladero", donde dejaban las bestias y los animales a descansar (peregrinos y visitantes). En el rio, trabajaron hasta hace no mucho, gran número de curtidores (tal como narra la leyenda). La tapia que vemos al lado derecho ya pertenece a los terrenos del Palacio de los Ulloa, donde dice la leyenda que se dirigía Francisco de Borja, antes de sentirse indispuesto.



TAN PRONTO COMO PUDIERON, CORRIERON CUATRO, PARA LLEVARLO "EN VOLANDAS" Y METERLO EN EL PALACIO, DONDE A TODA PRISA COMENZARON A DARLE ATENCIÓN. LO DISPUSIERON EN EL PRIMER CAMASTRO QUE ENCONTRARON Y ABRIÉNDOLE EL HÁBITO, INTENTARON REANIMARLE PERO SIN ÉXITO ALGUNO. ALGUNOS GOLPES EN LA CARA, EL AGUA FRIA, O PAÑOS CALIENTES PUDIERON HACER QUE ABRIERA SUS OJOS Y NI SIQUEIRA LOS REZOS CONSEGUÍAN VOLVERLO EN SÍ. POR LO QUE UNO DE LOS FRAILES QUE LE ACOMPAÑABAN EN EL SÉQUITO, COMENZÓ A DECIR QUE SABÍA MUY CIERTO QUE EL GENERAL SE ENCONTRABA MORIBUNDO. AQUEL FRAILE LLEVOSE AL RESTO DE LOS QUE ATENDÍAN AL SANTO A UN LADO Y SE QUISO REUNIR CON ELLOS JUNTO AL MARQUÉS, PARA COMUNICARLES A TODOS QUE CREIA QUE FRANCISCO DE BORJA HABÍA SIDO ENVENENADO.


JUNTO A ESTAS LINEAS: A la izquierda, podemos ver la fachada del palacio de los Ulloa, con la entrada por el llamado Corro de Palacio, por donde hubieron de introducir a toda prisa a Francisco de Borja (según narra la leyenda). En el centro de la imagen, observamos la Iglesia de San Martín, que se sitúa junto al palacio y fue contruida en épocas cercanas (aunque su campanario es muy posterior).

JUNTO A ESTAS LINEAS: Patio renacimiento del Palacio de Ulloa (Marqués de la Mota), donde fué internado a toda prisa Francisco de Borja para ser curaDo (tal como narra la leyenda). Al fondo, vemos el campanario de la iglesia de San Martín.


TODOS QUEDARON ASUSTADOS AL OIR AQUELLO DE BOCA DE TAN FAMOSO FRAILE, UN DOMINICO TORESANO CONOCIDO EN TODA CASTILLA POR SABER MUCHO DE LA FARMACIA Y DE ENDEMONIADOS. PUESTO QUE AQUEL QUIEN AFIRMABA QUE FRANCISCO DE BORJA HABÍA SIDO ENVENENADO Y QUE LOS SÍNTOMAS QUE TENÍA ERAN ESTOS DEL VENENO, ERA UN CLÉRIGO ANCIANO Y SABIO, LEGADO DEL SANTO OFICIO; EXPERTO EN ASUNTOS DE FARMACIA Y DE LA INQUISICIÓN. ASÍ, HACIENDO CASO A AQUEL FRAILE, PIDIERON AYUDA PARA SU CURA; MAS ESTE DIJO QUE NO HABÍA MÁS QUE UNA: -"LA DEL CUERNO DE RINOCERONTE"-.
PREGUNTANDO AL VIEJO DOMINICO POR CUAL ERA ESTE REMEDIO, AFIRMÓ QUE SE TRATABA DE BUSCAR UN CUERNO DE ESE ANIMAL Y METERLO EN LECHE; TRAS LO QUE HACÍA EL EFECTO DE COMBATIR EL VENENO AL BEBER SU LÍQUIDO ALLÍ IMPREGNADO.

INCRÉDULO EL MARQUÉS DE LA MOTA, SE ACERCÓ A ESTE DOMINICO TORESANO QUE VENÍA DICIENDO LO DE LA PONZOÑA, Y LLEVÁNDOLE APARTADO, LE PREGUNTÓ POR QUÉ SABÍA QUE AQUEL ERA EL MEJOR REMEDIO CONTRA CUALQUIER MAL DE ENVENENAMIENTO. A LO QUE EL INQUISIDOR, LE COMENTÓ QUE HABÍA SIDO DE NIÑO PAJE DEL ARZOBISPO FRAY DIEGO DE DEZA. QUIEN LE HABÍA NARRADO QUE AL LLEGAR A SU CARGO DE INQUISIDOR GENERAL, EN LA MESA DE TORQUEMADA, SE ENCONTRÓ UN GRAN CUERNO DE RINOCERONTE. NO SABIENDO QUÉ FUNCIÓN TENÍA ALLÍ, LOS LANCEROS QUE GUARDABAN EL PALACIO DE LA INQUISICIÓN LE COMUNICARON QUE FRAY TOMÁS LO TUVO SIEMPRE A SU LADO, PARA INTRODUCIRLO EN TODOS SUS ALIMENTOS, PUES SABÍA QUE ERA EL MEJOR ANTÍDOTO CONTRA TODO VENENO (5).

FRAY DIEGO DE DEZA METIÓ EN UN BAUL DICHO APÉNDICE DE RINO, CONSIDERANDO QUE AQUELLO ERA UN INÚTIL REMEDIO; AUNQUE LO GUARDÓ COMO UN DIVERTIDO RECUERDO. HASTA QUE UN DÍA, MIENTRAS SE ENCONTRABA DEZA EN SUS TIERRAS DE TORO, NARRÓ AQUELLA HISTORIA Y ENSEÑÓ EL CUERNO DE TORQUEMADA A CUANTOS ESTABAN PRESENTES EN SU FAMILIA. ENTRE ELLOS, SE ENCONTRABA EL MENCIONADO FRAILE, QUE ASPIRABA EN AQUELLOS AÑOS A SER DOMINICO, Y QUE TRABAJABA DE PAJE PARA UN HERMANO DE DIEGO DE DEZA. QUIEN NUNCA OLVIDÓ LA HISTORIA; TANTO QUE DESDE QUE INGRESÓ EN EL SANTO OFICIO , SIEMPRE QUE PRESENCIABA UN CASO DE ENVENENAMIENTO, BUSCABA EL CUERNO DE RINOCERONTE PARA SANARLO.

AL ESCUCHAR TAN TREMENDA HISTORIA, EL MARQUÉS DE LA MOTA, NO SUPO SI REIR O LLORAR; PERO DECIDIÓ DARLE LA RAZÓN AL FRAILE DOMINICO Y MANDAR A BUSCAR UN CUERNO DE RINO POR EL PUEBLO... . MIENTRAS TANTO, FRANCISCO DE BORJA YA HABÍA RECUPERADO ALGO DE SENTIDO, AUNQUE SE ENCONTRABA MUY FRÁGIL Y DEBILITADO (SIN NISIQUIERA PODER ABRIR LOS OJOS). EN ESE TRANCE, EL DOMINICO SEGUÍA CON LO DEL ENVENENAMIENTO Y TAN PESADO SE PUSO AQUEL FRAILE CON LO DEL CUERNO DE RINOCERONTE, QUE DECIDIERON EL MARQUÉS Y ALGUNOS DE SUS CRIADOS IR A POR UNA "CHANA" (BOLO CASTELLANO CON FORMA DE GRAN CUERNO). TRAJERON LA "CHANA", DICIENDO QUE YA HABÍAN ENCONTRADO EL HUESO DEL RINO, A LO QUE FRAILE MANDÓ QUE FUERA METIDO EN LECHE. ASÍ, SIGUIENDO LAS ÓRDENES DEL INQUISIDOR, FUERON CON ÉL A LUGAR OSCURO, E HICIERON LA "OPERACIÓN" DE INTRODUCIR EN UN CUENCO DE LECHE LA "CHANA", QUE EN AQUELLA HABITACIÓN SIN LUZ PARECÍA "TALMENTE" UN CUERNO DE RINOCERONTE.


JUNTO A ESTAS LINEAS: Chanas castellanas. Es una especie de bolo, con forma de gran cuerno, al que se juega tirando una pieza metálica, para derribar el del contrario. Posiblemente, su significado tenga alguna relación con el sexo; lo que afirmamos dado que su forma es muy similar a la del cuerno de rinoceronte (que se tenía como el símbolo del vigor sexual y de la masculinidad). Las de la foto, son precisamente las "Chanas" con las que aún a diario juegan junto al Palacio de los Ulloa.



CONTENTO EL FRAILE CON SU TAZÓN LLENO DE LECHE IMPREGNADA EN LO QUE CREYÓ ERA EL HUESO DE RINO, LO LLEVÓ HASTA FRANCISCO DE BORJA, DÁNDOSELO A BEBER. AQUEL, QUE YA SE ENCONTRABA MEJORADO, APURÓ EL CUENCO DE LECHE Y TAN PRONTO COMO LO ACABÓ, COMENZÓ A ENCONTRARSE MEJOR, LLEGANDO A RECUPERARSE SOBRE EL CAMASTRO. FUÉ ENTONCES CUANDO EL FRAILE DOMINICO CAYÓ DE RODILLAS Y COMENZÓ A PRODIGAR REZOS A DIOS, MIENTRAS MIRABA EL TAZÓN PREGUNTANDO A TODOS DÓNDE ESTABA EL CUERNO (CON EL FIN DE COMPRARLO). EL MARQUÉS Y LOS CRIADOS DIJERON QUE DESISTIERA DE ELLO, QUE AQUELLA RELIQUIA YA LA HABÍAN LLEVADO HASTA SU DUEÑO, QUE NO ERA OTRO QUE UN PARIENTE LEJANO DE FRAY DIEGO DE DEZA, QUE VIVÍA EN LAS CERCANÍAS (Y QUE NUNCA VENDERÍA LA PRECIADA HERENCIA QUE LE HABÍA DEJADO SU TÍO). TRAS ELLO, QUISO QUE SE HICIERA CONSTAR LA CURACIÓN POR MEDIO DEL CUERNO DE RINOCERONTE Y QUE SE BUSCARA SIN CESAR AL ENVENENADOR. CAYENDO LA CULPA EN UN POBRE AGUADOR QUE LES HABÍA OFRECIDO GENEROSAMENTE SUS CÁNTAROS EN VILLALBARBA, A QUIEN EL MARQUÉS Y SUS CRIADOS AYUDARON A HUIR ANTES DE QUE LLEGARA ORDEN DE IR A APRESARLO.


POR SU PARTE, MAGDALENA DE ULLOA MANDÓ PONER UNA CRUZ EN LA TAPIA DEL PALACIO; JUSTO EN EL LUGAR DONDE FRANCISCO DE BORJA CAYÓ Y QUEDO SIN SENTIDO. MIENTRAS SU HERMANO (el marqués de la Mota) ORDENÓ QUE EN BENEFICIO DE LA CURACIÓN DEL SANTO, TODOS LOS MOTANOS SE REUNIERAN A JUGAR A LA "CHANA" JUNTO A SU PALACIO. ALGO QUE CONTINUÚAN HACIENDO Y ASÍ A DIA DE HOY AÚN PODEMOS VER A SUS HABITANTES ECHANDO PARTIDAS DE CHANA JUSTO EN AQUELLA ENTRADA DEL PALACIO DE LOS ULLOA Y EN LUGAR MUY CERCANO DONDE EL SANTO CAYÓ. POR LO DEMÁS, AL SABERSE QUE EN EL CAZO DE LECHE SE HABÍA METIDO UNA "CHANA", TODOS RIERON Y DECIDIERON QUE LO QUE HABÍA CURADO AL SANTO, ERA LA LECHE TAN BUENA QUE HABÍA EN EL PUEBLO. POR LO QUE SIEMPRE SERÁ FAMOSA LA LECHE DE MOTA DEL MARQUÉS, QUE HUBO SANADO A SAN FRANCISCO DE BORJA (Y ASÍ SON MUCHAS SUS VAQUERÍAS).


JUNTO A ESTAS LINEAS: Lugar en la valla del palacio de Mota del Marqués donde aún se juega a la Chana (en recuerdo de la sanación del santo, según la leyenda).

JUNTO A ESTAS LINEAS: Lugar en la valla del palacio de Mota del Marqués donde aún se juega a la Chana (en recuerdo de la sanación del santo, según la leyenda). Obsérvese la forma de cuerno del "bolo" que en origen parece que realmente fué una enorme asta (de vacuno o de animal de gran tamaño).



JUNTO A ESTA LINEAS: Lugar donde dicen que cayó el santo, quedando desvanecido. Existe una cruz antigua, allí sobrepuesta en la tapia del palacio. Puede verse aumentando la imagen y en el cenro del muro observamos esta curiosa cruz votiva.

JUNTO Y BAJO ESTAS LINEAS: Las vaquerías del pueblo, cuya leche dicen que sanó a Francisco de Borja. Actualmente tienen vacas la monjas que son propietarias del palacio  (cuyas instalaciones vemos en la foto, al lado). Bajo estas lineas, la casa de la lechera que vive justo al lado de la iglesia de San Martín y que dicen tiene una de las mejores vacas de la zona.






CITAS:

(1) Nos sitúa la leyenda claramente en los años de 1570-1571, cuando en verdad Francisco de Borja fué enviado a Portugal y España por el Vaticano, a realizar varias fundaciones y embajadas. Habiéndo de suponerse que la fecha del viaje que habla sería en 1571, al decirnos la historia que el Santo ya había cumplido los sesenta años (puesto que aquel había nacido en 1510).

(2) Sabemos que Francisco de Borja llega a Roma antes del verano de 1572, por lo que lo que nos narra esta historia, quizás suceda entre otoño de 1571 y primavera de 1572.

(3) Efectivamente la hija numero cinco de Francisco de Borja, estaba casada con el heredero del marquesado de Alcañices y residía en Toro. Igual que la séptima de sus hijos (Dorotea) ingresa como Clarisa en Valladolid. Ello puede explicar por qué vino el Santo en sus últimos dias hasta estas tierras de Mota del Marqués (a medio camino enre Toro y Tordesillas), aprovechando para visitar a Da. Magdalena de Ulloa.

(4) La distancia que existe entre la citada ermita y el palacio, no es de más de unos quinientos metros y los separa la ribera del pequeño rio (hoy) Bajoz, donde antaño trabajaban los curtidores.

(5) Este es otro dato histórico. Pues al parecer, Fray Tomás de Torquemada, temeroso por poder ser envenenado en cualquier momento, "vivía" junto a un cuerno de rinoceronte que introducía en todos sus alimentos, como antídoto al veneno. Diego de Deza, culto hombre nacido en Toro, sustitye en 1498 a Torquemada en su cargo de Inquisidor General (hasta 1507). Pese a su cultura, no consiguió desmontar ni cambiar de guia la terrible institución que había gobernado el fanático Torquemada. Dejando su cargo en 1507 (que pasa a Cisneros) muere en 1523 como arzobispo de Sevilla. Fray Tomás de Torquemada, hombre inculto y falto de espíritu, vivía en el continuo pensamiento de ser envenenado o atacado, por lo que se rodeó de cien lanceros y no se separaba de un cuerno de rinoceronte que introducía en todo cuanto probaba.



Agradecemos a la Asociación Cultural de Mota del Marqués (AREPA MOTA XXI), todas las facilidades que nos ha dado para obtener información sobre el pueblo, sus monumentos y poder fotografiarlos. De tal manera, deseamos expresar nuestra gratitud hacia Gloria Hernández Martín (tanto como a Clara y Rebeca Justo Alonso) y a la Asociación que representan, cuyo portal podemos visitar en: http://www.motadelmarques.com/. Igualmente nuestro agradecimiento hacia la sores del Mater Salvatoris (propietarias del Palacio Ulloa, del marqués de la Mota) que igualmente y de modo absolutamente abierto y desinteresado han dejado fotografiar el monumento. Tanto como a los sacerdotes (D. Manuel y D. Enrique), quienes sin trabas ni problema alguno, han permitido que las iglesias de Mota del Marqués, sean estudiadas y fotografiadas.












No hay comentarios:

Publicar un comentario