sábado, 13 de agosto de 2011

Capítulo V: EL ÚLTIMO VIAJE DE DON JUAN DE AUSTRIA (parte primera).

JUNTO A ESTAS LINEAS: Iglesia de El Salvador, a la subida de Mota, sobre el pueblo y hoy en ruinas. Narra la leyenda que en este punto vió Juan de Austria a su padre (el Emperador Carlos V) justo en el día y hora en la que el rey murió. Tanto como que en virtud de este hecho y esa visión, se comenzó a construir en este lugar un templo dedicado a El Salvador. Habiendo estado antes aquí una posible ermita llamada de San Juan, que daría su antiguo nombre a la población (Mota de Santibáñez); se sabe como cierto que en tiempos del Renacimiento se reconstruyó por otra iglesia de advocaicón a El Salvador, que igualmente hacia los siglos XVII y XVIII fué de nuevo remodelada (tal como la vemos, aunque su estado ruinoso no nos permite disfrutar de la gran calidad arquitectónico que hasta no hace mucho tuvo).



Este capítulo quinto que contiene el mencionado manuscrito sobre las Leyendas de Mota del Marqués narra otro episodio de D. Juan de Austria; siendo muy interesante por cuanto los datos históricos que nos da, amplía y aclara menciones que en otras historias había narrado. De tal manera, cuando en esta leyenda habla de que el hijo natural de Carlos V asistió -junto a su "ayo"- a los funerales del Emperador (su padre). Dice asimismo que le llevó Luis de Quijada, por ver si allí y durante las ceremonias, era reconocido, o nombrado infante de España. Observamos claramente como el texto nos habla de que Jeromín estuvo en el sepelio y honras fúnebres tras la muerte del rey; aunque nos llama la atención que en la leyenda anterior nos hablara de que el niño se encontraba en Mota del Marqués aquel dia en el que Carlos V fallece. Explicando que justamente a la hora de la muerte del Emperador, Juan de Austria (con apenas doce años) estaba subiendo por la cuesta del castillo de Mota, donde a solas y camino de la torre, tuvo la aparición de su padre.


La leyenda que mencionamos, terminaba contando como tras hablar con un hombre que parecía ir con su ganado por este camino -a quien reconoció como Carlos V vestido de pastor, por haberlo visto unos dias antes en Yuste-. Ese le pidió al niño que estudiase más y dedicase menos su tiempo a las armas, tras lo que su figura se esfumó. Posteriormente (un año después), enseñó el emplazamiento donde se produjo ese misterioso encuentro a Felipe II, precisamente el día en el que este le reconoce como hermano. Tomándose la determinación de reedificar allí una iglesia, por tenerse aquella aparición como la del Emperador ante su hijo natural, justo en el momento de "partir hacia el más allá". Diciéndonos que el templo que allí se alzó, sería la iglesia de El Salvador (tristemente hoy en ruinas, y solo desde hace una décadas). Aunque la leyenda que en esta entrada recogemos, comenta también como previemente a aquella iglesia, hubo en ese lugar una ermita muy pequeña (dedicada a San Juan), y que al parecer, por aquellos años de Don Juan de Austria estaba semiderruida.


Sin lugar a dudas, cuanto viene contando el manuscrito de leyendas encaja perfectamente con los datos históricos existentes, los cuales mencionan cómo a medio camino y en esa subida del castillo, existió desde los siglos X al XIII, una iglesia llamada de Santibáñez (San Juan), que daba nombre al pueblo -denominado por aquel entonces, Mota de Santibáñez- . Pareciendo que tras la llegada de los teutones, este templecito se abandona (o queda en desuso), bajándose el culto hacia la ermita de Nuestra Señora de Castellanos, que actualmente se encuentra junto a la Carretera de la Coruña, a los pies de la población. Históricamente, hay datos que concuerdan con lo que menciona el manuscrito que hoy recogemos, en los que vemos cómo a mediados del siglo XVI (época que trata la leyenda) esta iglesia sita en la subida del castillo, se reconstruye poniéndola bajo la advocación de El Salvador . Siendo esa segunda ermita (Iglesia de EL Salvador) la que dicen se levanta en memoria de la visión de Jeromín. Por su parte, añadimos, que el citado templo vuelve a ser restaurado o reconstruido unos doscientos años más tarde; siendo este el edificio que tristemente hoy vemos en ruinas (una planta de los siglos XVII-XVIII).


Asimismo, sobre los datos que nos aporta en referencia a la estancia de Jeromín en Cuacos y en Yuste durante la agonía de Carlos V; los historiadores hablan de que aquel hijo del Emperador fue a visitarle, habiendo diversas teorías acerca de lo que sucede. Unas exponen que el niño acompaña a Luis de Quijada hasta la muerte del rey en Yuste (desde julio a Septiembre); asistiendo luego junto a él, al sepelio y honras fúnebres. Mientras otros creen que estuvo algunos dias en Cuacos de Yuste, para regresar a Villagarcía y Mota, después de unos meses o semanas en La Vera. Siendo recogido tras el fallecimiento de su padre, para que asistiera a los funerales (llevándole Luis de Quijada con el ánimo de que allí y en el entierro fuese reconocido y hecho infante de España -algo que no sucede-). Los más se inclinan a decirnos que Jeromín pasó los tres meses en Yuste, en compañía de Da.Magdalena y D.Luis de Quijada, visitando secretamente y sin saberlo a quien era su padre agonizante (Carlos V). Aunque otros opinan que un niño de tan corta edad, muy probablemente fué regresado a los pocos dias a su domicilio, para que no molestara en el ritmo y dias de una Corte que esperaba el fallecimento de un Emperador.


Por cuanto narramos, tal como explicamos, los datos que las leyendas nos van proporcionando son históricamente bastante ciertos (tal como iremos anotando en las citas a pie de página). Para quienes se incorporen a la lectura de nuestras "Leyendas de la Mota del Marqués", explicamos de nuevo que el texto del manuscrito encontrado, siempre lo incluimos redactado en letras mayúsculas. Mientras, en minúsculas, iremos anotando aquellas partes del original, que al tener faltas, manchas o roturas; apenas se pudieran leer (incluyendo con palabras o frases en esas minúsculas, lo que consideramos estaba escrito allí y no puede leerse). Finalmente, en citas a pié de página, explicaremos algunos datos que aporta la leyenda, tanto como aclararemos diversas concordancias históricas.




JUNTO A ESTAS LINEAS: Sello de dos pesetas, conmemorativo del cuarto centenario de Lepanto (1971). Presenta la efigie de Don Juan de Austria, en la que podemos comprender por qué su hermano Felipe II, le guardaba cierta envidia (no solo por su elegante apariencia, sinó también por cuanto el pueblo y el ejército quería mucho al hijo natural de Carlos V).



EL ÚLTIMO VIAJE DE JUAN DE AUSTRIA (parte primera):

La pobre Magdalena de Ulloa no vivía en sí, ni podía EN OCASIONES con los sustos que su "hijo" Jeromín le iba dando. Desde que ESTE FUÉ RECONOCIDO COMO HERMANO DEL REY FELIPE II, LUIS DE QUIJADA (SEÑOR DE VILLAGARCÍA Y MARIDO DE Da. MAGDALENA) SE HABÍA TRASLADADO con él HASTA MADRID. ALLÍ, MIENTRAS SU ESPOSA estaba SOLA EN NUESTRAS TIERRAS, AQUEL DISPONÍA LA VIDA Y ORDÉN DE QUIEN AHORA SE LLAMABA JUAN DE AUSTRIA. DEL QUE AL MENOS HASTA LOS VEINTICUATRO AÑOS, INTENTARON QUE PERMANECIERA ESTUDIANDO EN LA CORTE Y EN ALCALÁ DE HENARES (1). AUNQUE, ENTRE LOS DIVERTIMENTOS Y LOS ESTUDIOS DE AQUEL JEROMÍN, APARECIÓ UNA DAMA DE LA PRINCESA DE ÉBOLI (LLAMADA MARÍA DE MENDOZA), QUE ENTRETUVO LOS RATOS DE este HERMANO DEL REY Y AL FIN TERMINÓ ENGENDRANDO CON ÉL A LA QUE SE LLAMÓ: ANA DE AUSTRIA. LA NIÑA, AL PUNTO DE NACER EN 1569 (2) FUÉ ENVIADA A VILLAGARCÍA DE CAMPOS Y A MOTA, PARA SER CRIADA otra vez POR EL AYA DE SU PADRE (la mujer de D. Luis). ASÍ QUE DE NUEVO ESTUVO DA. MAGDALENA DE NIÑERA POR UNOS AÑOS, HASTA QUE DISPUSIERON QUE AQUELLA "HIJA DE SU HIJO" FUERA ENVIADA A UN CONVENTO EN MADRIGAL (algo que sucede siete años más tarde).


ENTRE TANTO HABIÁMOS LLEGADO HASTA EL AÑO DE NUESTRO SEÑOR DE 1569, EN QUE FUÉRONSE A las primeras BATALLAS EL MARIDO DE MAGDALENA DE ULLOA (D. LUIS) JUNTO A JEROMÍN, quien YA ERA: EL GENERAL DON JUAN DE AUSTRIA. LLEGANDO PARA SOFOCAR LAS REBELIONES DEL SUR DE ANDALUCÍA, POR ORDEN DEL REY Y HERMANO FELIPE II. Diose EL INFORTUNIO DE QUE AQUEL QUIJADA FUERA ALCANZADO POR UN ARCABUZAZO EN PLENA LUCHA DE SERÓN (EN LAS ALPUJARRAS), LO QUE LE PRODUJO LA MUERTE. SOLA Y VIUDA QUEDÓ DA. MAGDALENA EN 1570, A QUIEN TRAJERON EL CUERPO DE SU MARIDO DESDE GRANADA Y AL QUE PREPARÓ EL MEJOR SEPELIO Y MAYORES HONRAS EN VILLAGARCÍA DE CAMPOS. PUES COMO AQUEL DON LUIS DE QUIJADA, NO LO HUBO ni MÁS FIEL, ni más NOBLE EN LA CORTE ni en Castilla. TANTO QUE PARECE HASTA EN SU VEJEZ FUÉ SIGUIENDO LOS DESTINOS TEMERARIOS QUE EL JÓVEN GENERAL JEROMÍN LE MARCABA. ASÍ, posiblemente salvaguardando a su "HIJO" (QUE AHORA LE LLAMABA "TIO"), EL POBRE QUIJADA FUE HACIA LA MUERTE SIN MIEDO, DEBIDO A LO ARRIESGADO EN LOS PLANES DE UN JUAN DE AUSTRIA; QUE DESEOSO DE ALCANZAR LA GLORIA METÍASE EN PLENAS LUCHAS Y EN LO PEOR DE LAS BATALLAS (3). QUEDOSE POR TANTO DOÑA MAGDALENA SOLA Y VIUDA, PERO DE NUEVO AL CARGO DE LA NIÑA QUE HABÍA ENGENDRADO JEROMÍN EN SUS ESCARCEOS AMOROSOS (COMO SI EL DESTINO MARCARA QUE ENTRE MOTA Y VILLAGARCÍA HUBIERAN DE CRIARSE LOS HIJOS NATURALES DE LOS AUSTRIA).



JUNTO A ESTAS LINEAS: Tumba de Luis de Quijada en la Colegiata de Villagarcía de Campos, templo levantado a expensas de las donaciones de Da. Magdalena de Ulloa (esposa de Don Luis). Podemos decir sin lugar a dudas que fué este el último gran caballero de Castilla; tanto que después de cuantos servicios prestó al emperador, apenas tuvo cargos (sinó solo encargos). Quien educó junto a su mujer y familia al Jeromín, que luego sería el general Juan de Austria. -Agradecemos a la Colegiata de Villagarcía de Campos, nos permita la divulgación de la presente imágen tomada por nosotros en una visita a su museo e iglesia-.



AQUELLA VIUDA DEDICÓ YA EL RESTO DE SU VIDA A LA ORACIÓN, LA PIEDAD; TANTO COMO A LA CARIDAD Y LOS JESUITAS. ENCARGÁNOSE DE LLEVAR A CABO EL GRAN TEMPLO DONDE REPOSAR DEFINITIVAMENTE AL LADO DE SU MARIDO, A QUIEN ENTERRÓ (JUNTO A SU PARENTELA) EN LA MAGNÍFICA COLEGIATA DE VILLAGARCÍA. UNA IGLESIA y escuelas QUE SE CONSTRUYÓ CON LOS DINEROS QUE LA ULLOA FUÉ DANDO A LA COMPAÑÍA DE JESÚS. DONACIONES QUE UNA VEZ TERMINADA la obra en Villagarcía, FUÉ AMPLIADA; POR LO QUE PASARON A FUNDAR EN OVIEDO Y SANTANDER.


ENTRE TANTO, algo más de UN AÑO DESPUÉS de morir Don Luis de Quijada, DON JUAN DE ASUTRIA HABÍA LLEGADO HASTA LEPANTO, DE DONDE REGRESÓ COMO GENERAL VICTORIOSO, CON APENAS VEINTISEIS AÑOS. LLEGANDO A SER UNO DE LOS MILITARES MÁS CONOCIDOS Y MÁS CELEBRADOS DE TODO EL MUNDO CRISTIANO (4). TRAS SU HAZAÑA, PERMANECIÓ EL JEROMÍN VICTORIOSO POR MUCHO tiempo en Italia por lo que solo PUDIÉRONSE VER DE NUEVO DA. MAGDALENA Y D.JUAN cuando volvío, cuatro años después. ELLO OCURRIÓ EN 1575, EN EL MONASTERIO VALLISOLETANO DE EL ABROJO, DONDE SU AYA LE LLEVÓ AQUELLA NIÑA ENGENDRADA POR JEROMÍN, QUE YA ENTONCES TENÍA SEIS AÑOS. CUYA EDUCACIÓN (TRAS EL "FURTIVO NACIMIENTO") LE HABÍA SIDO ENCARGADA A LA "MADRE ADOPTIVA" DA. MAGDALENA, PERO ELLA DECÍA SENTIRSE YA MUY ENVEJECIDA Y CANSADA, SIN CAPACIDAD PARA FORMAR Y ENCAUZAR A UNA PEQUEÑA. POR LO QUE FUÉ EN ESTE ENCUENTRO, DONDE EL PADRE DECIDIÓ QUE LLEVASEN A ANA DE AUSTRIA A MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES, PARA INGRESARLA ALLÍ COMO NOVICIA (5). DEL MISMO MODO EN SU ENCUENTRO EN DICHO MONASTERIO, PREGUNTOLE DON JUAN POR LOS CAFÉS Y LOS PRESENTES QUE LE HABÍA MANDADO DESDE ITALIA, A LO QUE DOÑA MAGDALENA LE CONTÓ LA DIVERTIDA HISTORIA DE FRAY CALDERO. DOMINICO QUE CESÓ EN SU EMPEÑO DE CONSIDERAR EL CAFÉ COMO BEBEDIZO DE ENDEMONIADOS CUANDO LO HABÍA PROBADO HECHO EN FORMA DE LICOR... . UNA BEBIDA QUE DESDE ENTONCES SE HABÍA EXTENDIDO POR TODA LA ZONA Y QUE ESPECIALMENTE HACÍAN LOS HABITANTES DE MOTA en la celebración del triunfo de Lepanto.


ASÍ, DIVERTIDOS ESTUVIERON HABLANDO EN AQUEL ENCUENTRO "MADRE" E "HIJO ADOPTIVO"; HABIENDO QUEDADO DON JUAN EN IR A VISITAR DE NUEVO VILLAGARCÍA, TANTO COMO EL PALACIO QUE SU TIO (el hermano de Da. Magladena) HABÍA TERMINADO DE CONSTRUIR EN ESTA POBLACIÓN DE MOTA. PUES ERA EN ESE AÑO Y EN ESOS DIAS, CUANDO EL MISMO FELIPE II HABÍA CONCEDIDO EL TÍTULO DE MARQUÉS DE MOTA, A D.RODRIGO DE ULLOA. ASÍ, PUES TRAS DEPARTIR DURANTE UN PAR DE DIAS EN AQUEL MONASTERIO VALLISOLETANO, PRONTO HUBIERON DE DESPEDIRSE. DICIÉNDOLE D.JUAN de Austria QUE HABÍA DE VOLVER A MADRID, YA QUE EL REY LE NECESITABA EN ITALIA. SIENDO ESTA LA ÚNICA Y ÚLTIMA VEZ QUE TUVO CONTACTO AQUEL HOMBRE DE ARMAS CON LA HIJA QUE HUBO ENGENDRADO en España, A QUIEN YA NUNCA MÁS VIÓ. NIÑA QUIEN NO SUPO HASTA VEINTE AÑOS DESPUÉS, QUE ESE HOMBRE AL QUE CONOCIÓ DIAS ANTES DE IR A MADRIGAL (EN VALLADOLID), ERA SU VERDADERO PADRE; DEL QUE TOMARÍA SU NOMBRE ENTONCES, CUANDO EN LAS HUELGAS DE BURGOS DEJARON DE DECIRLE ANA DE JESÚS PARA LLAMARLA: ANA DE AUSTRIA.



JUNTO A ESTAS LINEAS: Cartel del documental que se presentó sobre Juan de Austria en Villagarcía de Campos. En primer término, contiene el lienzo del retrato de Jeromín, atribuido a Sánchez Coello; vemos detrás otro que rememora el encuentro entre Felipe II y su hermano el día de septiembre en que le reconoció. En fechas muy cercanas a este 25 de Septiembre (solo cuatro dias antes), murió también Carlos V, tanto como vino Juan de Austria por Mota del Marqués y Villagarcía para salir hacia Flandes. Donde precisamente un 25 de septiembre, dos años después, dijo sentirse morir y pidió confesión, para fallecer solo tres dias después en aquellas tierras de Centroeuropa (a juicio de muchos, víctima del veneno). Desconocemos qué "sino" habrá entre el 25 de Septiembre y Juan de Austria, auque gran parte de las fechas cruciales en su vida se sucedieron entorno a estos dias últimos de ese mes noveno...





ASÍ, AL DESPEDIRSE DE LOS SUYOS Y DE DA. MAGDALENA, CONFESÓ DON JUAN QUE QUERÍA REGRESAR YA PRONTO POR SUS TIERRAS Y VER DE NUEVO A SUS GENTES, ALGO QUE LLEVABA SOLICITANDO DESDE HACÍA TIEMPO AL REY DON FELIPE; POR LO QUE EN BREVE CREYÓ QUE PODRÍA VOLVER PARA VIVIR ENTRE AQUELLOS. PERO NO SERÍA ESTE REGRESO POR MUCHOS DIAS, PUES DICEN QUE EL PRESTIGIO QUE GOZABA ENTRE EL EJÉRCITO, Y EL AMOR QUE EL PUEBLO TENÍA POR AQUEL JUAN DE AUSTRIA, LEVANTABA GRANDES SOSPECHAS A FELIPE II (QUIEN PREFERÍA MANTENERLE FUERA DEL TERRITORIO, NO FUERAN A CREER EN EL BASTARDO UN MEJOR PRETENDIENTE A LA CORONA QUE EN SUS PROPIAS HIJAS...) (6). ASÍ ES COMO EN 1576 LE HIZO VOLVER DE ITALIA, PERO SOLO PARA NOMBRARLE GOBERADOR DE FLANDES; UN CARGO QUE ERA COMO INTRODUCIR AL GENERAL VICTORIOSO EN UN AVISPERO. PORQUE ERA ENCAMINARLE A LUGAR SIN CAPACIDAD DE TRIUNFO Y EN CONTINUAS REVUELTAS, DONDE EL ODIO HACIA LOS ESPAÑOLES, HACÍA DE SU "VIRREY" EN CENTROEUROPA EL FOCO DE TODAS LAS LAMENTACIONES. PESE A ELLO Y SABIENDO QUE SE ENCAMINABA HACIA UN LUGAR Y CARGO QUE LE COSTARÍA EL PRESTIGIO, DON JUAN HUBO DE ACEPTAR EL MANDO Y TRAS TOMARLO EN MADRID SE ENCAMINÓ HACIA VALLADOLID EN SU RUTA PARA IR A GOBERNAR LOS PAISES BAJOS (reinos en los que tristemente no perdería el prestigio, sinó la vida) (8).


FUERA ASÍ COMO EN OCTUBRE DE 1576 LLEGÓ A MOTA, DONDE LE ESPERABAN SUS TIOS (MAGDALENA Y RODRIGO DE ULLOA, ese último recién creado marqués de esta villa). EL RECIBIMIENTO QUE ALLÍ LE PRODIGARON FUE ENORME Y MUY GRATO, TANTO QUE SE HIZO UNA PROCESIÓN HACIA EL NUEVO TEMPLO QUE SE ESTABA LEVANTANDO en su honor; EN EL LUGAR DONDE DIJO EL ENTONCES JEROMÍN A SU HERMANO FELIPE II, QUE SE LE HABÍA APARECIDO SU PADRE (precisamente EL DIA Y LA HORA EN QUE MURIO) (7). DE TAL MANERA, LLEGARONSE LOS MOTANOS HASTA LA ENTRADA DEL PUEBLO Y TAN PRONTO COMO VIERON VENIR A JUAN DE AUSTRIA, LE HICIERON SUBIR POR EL CAMINO DEL CASTILLO. ALLÍ, ENTRE VÍTORES Y GRITOS DE ALEGRÍA, LE ENSEÑARON LA NUEVA IGLESIA QUE ESTABAN CONSTRUYENDO, ADVIRTIENDO QUE AQUELLA DEJARÍA DE LLAMARSE TEMPLO DE SAN IBAÑEZ, PARA PASAR A DENOMINARSE DE EL SALVADOR. POR CUANTO ESE GENERAL DE AUSTRIA QUE HABITÓ ENTRE LOS MOTANOS, HABÍA SALVADO A LA LIGA SANTA (9).


JUNTO ESTAS LINEAS: Subida hasta la Iglesia de EL Salvador, donde dice la leyenda vió Juan de Austria a su padre, por lo que elevaron el templo. En la foto aún podemos ver el empedrado de época, tanto como los restos del castillo, al fondo. Aquí, cuentan que pararon en su recibimiento cuando el general victorioso llegó desde Italia, camino de Flades (en 1576); desde donde dirigió un discurso a los motanos que de niños habían conocido a Jeromín.



 











SUBIERON TODOS JUNTO A DON JUAN DE AUSTRIA HASTA LA IGLESIA QUE ENTONCES ESTABAN TERMINANDO DE LEVANTAR Y ALLÍ PARANDO EL SÉQUITO, SE DIRIGIÓ A TODOS EL GENERAL VICTORIOSO DE LEPANTO, tras recordar su visión hacía ya más de quince años. COMENTANDO CON los más cercanos COMO EL DÍA EN EL QUE EL EMPERADOR MURIÓ, LO ENCONTRÓ ALLÍ MISMO, ENCARNADO EN UN PASTOR; TRAS LO QUE BAJÓ ASUSTADO A MOTA. SIENDO MAYOR SU ASOMBRO CUANDO SOLO UNAS HORAS MÁS TARDE COMENZARON A REPIQUETEAR LAS CAMPANAS A DUELO POR LA MUERTE DE AQUEL EL EMPERADOR (SU PADRE). VINIENDO PRESTO A RECOGERLE UNA CARROZA PARA LLEVARLE HASTA TIERRAS DE TOLEDO, DONDE ASISTIÓ A LOS SEPELIOS Y DONDE PUDO VER y comprobar como EL ROSTRO DE AQUEL QUE VIÓ EN LA SUBIDA AL CASTILLO ERA EL MISMO QUE EL DEL REY RECIÉN MUERTO.


TRAS COMENTAR TODO AQUELLO, SE DIRIGIÓ A LOS MUCHOS QUE LES SEGUÍAN DICIÉNDOLES (los que asistían eran a cientos, puesto que habían venido de todos los pueblos vecinos):
-"AMIGOS MOTANOS Y DE VILLAGARCÍA HERMANOS. NO HA MUCHO (APENAS QUINCE AÑOS), QUE TANTAS VECES Y A DIARIO SUBÍA POR ESTAS CUESTAS, HUYENDO DE LOS LATINES Y DE LOS ESTUDIOS, QUE NO MUY BIEN SE ME DIERON EN OCASIONES. ELLO PARA ADIESTRARME EN LO QUE ME GUSTABA Y PRACTICAR EN LA LUCHA Y LAS ARMAS. TANTO FUE MI EMPEÑO, QUE AL FIN CONSEGUÍ EL MANDO DE UN EJÉRCITO Y CON ÉL LLEVÉ A LA VICTORIA A NUESTRA EUROPA. MÁS NO CREAIS QUE EN MI GLORIA, NI UN SOLO DÍA HE OLVIDADO A LOS AMIGOS DE MOTA, DE TORO, DE SAN CEBRÍAN Y sobre todo a los DE VILLAGARCÍA... . A TODOS, CUANTOS CONMIGO AQUÍ JUGABAN A LOS CABALLEROS Y A LAS LUCHAS. PORQUE GRACIAS A ESTAS HORAS Y A ESAS ILUSIONES HOY SOY CUANTO SOY y pude ser cuanto soñé. ASÍ Y EN RECUERDO DE CUANTO HEMOS CONSEGUIDO, DESDE LA MISMA ITALIA PAPAL, HE TRAIDO A MI TIA DOÑA MAGDALENA Y A SU HERMANO DON RODRIGO, DOS GRANDES REGALOS, PARA QUE EL DIA DE MAÑANA PUDIERAN PONERSE Y SER CUSTODIADOS EN ESTA IGLESIA QUE HOY LEVANTAIS. ELLOS SON: UN TROZO DE LA SANTA CRUZ QUE ME REGALÓ EL PAPA (PIO), TANTO COMO EL CRUCIFIJO QUE TAMBIÉN ME ACOMPAÑÓ EN LA BATALLA DE LEPANTO"-

JUNTO A ESTAS LINEAS: Cristo salvado de la nave capitana en Lepanto, que trajo Juan de Austria para regalar a su "tia" Da. Magdalena de Ulloa. Asimismo desde Italia -le envió, o bien- vino con la reliquia del trozo de la "Santa Cruz" que el Papa había regalado al general antes de partir para Lepanto. Este Lignum Crucis y el crucifijo, podemos verlo en el museo de la Colegiata de Villagarcía de Campos (a los que agradecemos nos permitan divulgar esta imágen)



AL DECIR AQUELLAS PALABRAS, HIZO ENTREGA FRENTE A TODOS DE ESOS DOS PRESENTES, QUE SU "MADRE aya", DA. MAGDALENA SE APRESURÓ A TOMAR (10). TRAS ELLO Y NO PUDIENDO QUITARSE LAS LÁGRIMAS DE LOS OJOS, TOMÓ LA PALABRA DON RODRIGO DE ULLOA, AL QUE JUAN DE AUSTRIA TAMBIÉN LLAMABA TIO; DIRIGIÉNDOSE EL MARQUÉS ASÍ A TODOS LOS MOTANOS, CON VOZ MUY ALTERADA Y CASI A GRITOS:
-"QUERIDOS MOTANOS Y AMIGOS DE VILAGARCÍA QUE HASTA AQUÍ OS HABEIS ACERCADO A VER AL GRAN GENERAL. MAÑANA, EN HONOR DE AQUESTE HERMANO DEL REY (NUESTRO SEÑOR) VAMOS A SOLTAR UNOS NOVILLOS. PUES QUE ELLO VA EN MEMORIA DE DON JUAN DE AUSTRIA, QUIEN YA DE NIÑO TOREABA EN ESTAS TIERRAS. ASÍ TANTO FUE Y TANTO ERA SU VALOR, QUE SE RECUERDA COMO SUCEDIÓ EN LA PLAZA DE MOTA, QUE AL HABERSE QUEDADO SUELTOS UNOS TOROS, EL QUE LLAMABAN JEROMÍN TAN SOLO CON DOCE AÑOS, LOS AMEDRENTÓ Y DESDE UN ANDAMIO, HIZO RETROCEDER A LOS BECERROS ESCAPADOS. SALTANDO LUEGO DESDE AQUEL LUGAR Y PONIENDO EN SUERTE A LAS BESTIAS, QUE HUYERON CALLE ARRIBA Y CAMPO A TRAVÉS, SIN HACER DAÑO ALGUNO A LOS VECINOS. POR TAL HONOR Y POR TALES VIRTUDES DEL QUE AÚN ERA EL NIÑO DON JUAN DE AUSTRIA, SIEMPRE HABREMOS DE RECORDAR CON LOS TOROS DEL ANDAMIO A JEROMÍN; EL VALIENTE NIÑO QUE HIZO HUIR A UNOS NOVILLOS QUE ATACARON A LOS MOTANOS. PUES EL QUE HOY ES EL GENERAL DON JUAN DE AUSTRIA, GANANDO CUANTAS BATALLAS SE SUCEDEN, APENAS CON DOCE AÑOS REALIZABA HAZAÑAS SIMILARES. TANTO QUE SE LE RECUERDA SUBIDO A UNOS MADEROS, ALLÍ DONDE COMENZÓ A PELEAR CONTRA TOROS SUELTOS Y PELIGROSOS, QUE ASUSTADOS DE LOS GRITOS Y GOLPES QUE ESTE DABA, HUYERON DEJANDO EN PAZ A LAS GENTES QUE TEMIERON POR SUS VIDAS". (11)


DICHO ESTO, LOS MOTANOS Y CUANTOS HABÍA PRESENTES ARRANCARON EN VÍTORES Y BRAVOS, MARCHANDO DON JUAN DE AUSTRIA JUNTO CON SUS "TIOS" HACIA EL PALACIO. ALLÍ PASARON LA NOCHE Y A LA MAÑANA SIGUIENTE, A LAS PRIMERAS LUCES OYERON COMO LOS MOZOS HACÍAN SONAR LAS TROMPETAS o clarines. ELLO ERA SEÑAL DE QUE LA SUELTA DE TOROS DABA SU COMIENZO Y POR ESTO, PRESTO SE DIRIGIÓ DON JUAN DE AUSTRIA HACIA EL CENTRO DEL PUEBLO, PARA VER COMO SE SUCEDÍA LA FIESTA. Acomodado DESDE UN PALCO QUE LE HABÍAN puesto, SOBRE UNOS CARROS; JUSTO EN MEDIO DE LA PLAZA ALTA. ALLÍ SENTADO Y DIVERTIDO, OBSERVANDO COMO LOS TORITOS EMBESTÍAN A UNOS Y OTROS SE SUCEDIÓ LA MAÑANA HASTA QUE CON SORPRESA VIERON COMO ENTRABA POR LA CALLE PRINCIPAL Y SOBRE UNA MULA, AQUEL QUE LLAMABAN "FRAY CALDERO". VENÍA ESTE JUNTO CON VARIOS "ASISTENTES DE OFICIO", TODOS BIEN VESTIDOS Y TONSURADOS, QUIENES A LOMOS DE ALGUNAS CABALGADURAS IBAN SUBIENDO POR LA RUA QUE LLAMABAN "LANCHA".


ASÍ EN ESTE TRANCE, PREGUNTÓ DON JUAN DE AUSTRIA QUIENES ERAN AQUELLOS MONJES O FRAILES, QUE SE LLEGABAN MIENTRAS LAS CALLES ESTABAN CON TORITOS BRAVOS. A LO QUE LOS VECINOS APUNTARON QUE SE TRATABA DE FRAY CALDERO, EL QUE HABÍA PARADO LOS CAFÉS QUE EL GENERAL HUBO MANDADO DESDE LEPANTO COMO REGALO. POR SER ESE UN FRAILE DOMINICO, QUE DE VEZ EN CUANDO VISITABA LA VILLA Y SE LLEGABA HASTA MOTA, CON SORPRESA Y SIN AVISO, POR VER SI ALLÍ ENCONTRABAN BRUJAS O ENCANTADORES. SIENDO ASÍ Y AL ESCUCHAR AQUELLO, DON JUAN DE AUSTRIA ROMPIÓ A REIR COMENTANDO, QUE AQUEL DÍA SÍ QUE IBAN A ENCONTRARSE CON BRUJAS Y COSAS RARAS; PUES ANTE ESOS TOROS DE SUELTA YA NO HABÍA MÁS REMEDIO QUE CORRERLOS.


JUNTO A ESTAS LINEAS: Festividades taurinas en Mota del Marqués, en 1962 por la patrona, Nuestra Señora de Castellanos. Sabemos que Juan de Austria fue recordado y vitoreado en la zona de Mota, tras hacer huir a unos becerros sueltos a los que se enfrentó tan solo con unos doce años. Novillos que estaban poniendo en peligro a los vecinos, y que Jeromín consiguió que huyeran espantándolos desde un andamio (o un carro) -tal como se muestra en la foto- (imagen tomada del libro MOTA DEL MARQUÉS historia y vida. Autor, Félix Páramo -Ed. Diputación de Valladolid 2005-)



LOS NOVILLOS COMENZARON A SEGUIRLES NADA MAS VER LAS CABALGADURAS, SUBIENDO POR LA CALLE ANCHA TRAS LOS CURAS QUE SE REMANGABAN Y HUíAN COMO PODÍAN, PARA NO SER ARROLLADOS. ERAN TRES LOS FRAILES QUE IBAN A PIE Y DOS A MULA, ENTRE LOS QUE DESTACABA EL QUE LLAMABAN "CALDERO", POR SUS LAMPARONES, SU TAMAÑO Y SU CARÁCTER. PUDIENDO HUIR DEL PRIMER EMBISTE RÁPIDO AQUELLOS QUE NO ESTABAN A LOMOS DE BESTIA. MÁS LOS OTROS DOS QUE CABALGABAN, VIERON RÁPIDO COMO LOS TOROS VOLTEABAN LAS MULAS, SALIENDO DESPEDIDOS DE SUS MONTURAS. AL POCO, VENDRÍA UN SEGUNDO BECERRO QUE TROPEZÓ CON ELLOS, EMBIESTIÉNDOLES DE TAL FORMA, SIN HACERLES DAÑO, PERO DEJÁNDOLES EN VERDADERAS CARNES. DÁNDOSE LA CASUALIDAD DE QUE EL TORITO SE LES LLEVÓ TODOS SUS HÁBITOS, QUE APARECIERON COLGADOS DE LOS CUERNOS. QUEDANDO ASÍ, FRAY CALDERO Y SU ACOMPAÑANTE, EN MEDIO DE LA CALLE, EN LO QUE LLAMAN PELOTAS, PUES EN ESTE CASO NUNCA ERA MEJOR DICHO YA QUE SUS CARNES REGORDETAS, MÁS BLANCAS QUE LA HARINA Y LLENAS DE PLIEGUES; BIEN RECORDABAN UNA PELOTA.


EN ESA TESITURA Y SITUACIÓN PÚSOSE A CHILLAR Y PEDIR AUXILIO EL FRAILE, CORRIENDO EN PORRAS PICADAS POR TODA LA SUBIDA DEL PUEBLO; MAS NADIE PUDO AYUDARLES, PUES DE MUY CERCA SEGUÍANLES LOS TOROS. PESE A SUS GORDURAS LOS NOVILLOS NO PODÍAN ALCANZARLES, PUES LAS PRISAS QUE SE DABAN ERAN DE GACELA Y NO DE HOMBRE. Y MIENTRAS ASÍ SE LAMENTABAN PIEDIENDO AYUDA, LAS GENTES NO PODÍAN DEJAR DE REIR AL VER LOS DOS FRAILES EN LO QUE LLAMABAN PELELES, QUE ERAN UNAS BRAGAS O TRAPOS PUESTOS Y ENREDADOS COMO TAPA-RABOS, QUE SE LES IBAN MARCHANDO Y DESHILANDO, MIENTRAS DEJABAN SUS TRISTES Y RECHONCHAS VERGÜENZAS AL AIRE.


ASÍ, MIRANDO ESE ESPECTÁCULO, MIENTRAS MUCHOS NO PODÍAN PARAR DE REIR, SALTÓ DON JUAN DE AUSTRIA DESDE EL CARRO DONDE ESTABA Y TOMÓ LOS HÁBITOS DE AQUELLOS EMBESTIDOS, Y QUE HABÍAN QUEDADO SUELTOS (TIRADOS EN LA CALLE). LOS COGIÓ Y COLGÁNDOLOS DE UNAS CUERDAS QUE HABÍA EN MEDIO DE LA PLAZA, LES DIJO A FRAY CALDERO Y A LOS MONJES QUE SE RESGUARDARAN DETRÁS DE AQUELLAS TELAS, ASÍ DISPUESTAS. PRESTO LO HICIERON Y CON ESTE REMEDIO CONSIGUIERON QUE LOS NOVILLOS LES PERDIERAN YA LA PISTA Y SE FUERAN PARA OTROS LADOS. TRAS AQUELLO, YA LOS VECINOS AYUDARON A LOS MONJES A SUBIR A LOS CARROS, TANTO COMO DIERON SAYOS Y VESTIDOS AL FRAILE QUE YA CON EL CULO AL AIRE, CULPABA AL PUEBLO ENTERO DE HABERLE HECHO BRUJERÍAS, ACUSÁNDOLES DE IR CONTRA EL SANTO OFICIO, HABIENDO PRETENDIDO MATARLE AL ENVIARLE UNOS CABESTROS EMBRUJADOS... .


EXPLICÁRON AL FRAILE QUE ELLO NO ERA ASÍ Y QUE SE TRATABA DE UNA FIESTA DE TOROS AJENA A LAS DE LA PATRONA, PERO HECHAS EN HONOR DE DON JUAN DE AUSTRIA. A LO QUE AQUEL DOMINICO ACCEDIÓ A OLVIDAR LO SUCEDIDO SIEMPRE QUE VOLVIERAN A DARLE LICOR DE CAFÉ, PARA QUITARSE EL SUSTO. Y ASÍ MIENTRAS TOMABAN AQUELLA PÓCIMA QUE EL CURA DECÍA CURABA DE TODOS LOS MALES, FUERON OBSERVANDO COMO LOS MOZOS SE ESCONDÍAN Y JUGABAN CON LAS TELAS COLGADAS EN LA PLAZA. PUDIENDO RESGUARDARSE DE LOS TOROS CON AQUELLOS HÁBITOS COLGADOS, QUE HACÍAN COMO DE BURLADEROS. ASÍ ESTUVIERON HORAS JUGANDO CON LOS NOVILLOS Y DE AQUELLA OCASIÓN SURGÍO LA COSTUMBRE MOTANA DE TENER EN LOS TOROS BURLADEROS HECHOS CON TELAS (O CON MANTAS). UN TIPO DE FIESTA Y ENGAÑO QUE SOLO EN ESTE PUEBLO SE ACOSTUMBRABA A HACER. SIENDO ASÍ, QUE PASARON MUCHOS AÑOS (E INCLUSO SIGLOS) Y SIEMPRE EN MOTA HABÍA UNAS TELAS COLGADAS EN LA SUBIDA DE LA CALLE LANCHA, DONDE LOS MOZOS SE ESCONDÍAN Y CON LAS QUE ENGAÑABAN A LOS TOROS EN LOS ENCIERROS. TENIÉNDOSE COMO UN BURLADERO PENSADO EN MOTA AQUEL DE TELA QUE SIEMPRE HUBO EN LAS FIESTAS DEL PUEBLO. COSTUMBRE TÍPICA DE ESTA POBLACIÓN, QUE DICEN FUE CREADA POR EL MISMO DON JUAN DE AUSTRIA, CON LOS HÁBITOS DE LOS DOMINICOS ARRANCADOS POR UNOS TOROS, E IDEADO PARA SALVAR A FRAY CALDERO DE LOS EMBISTES DE LOS QUE HUYÓ CON EL TRASERO AL AIRE (12).


JUNTO A ESTAS LINEAS: Festividades taurinas en Mota del Maqués hace unos cincuenta años. Vemos al fondo aún en perfecto estado la iglesia de El Salvador, desde la que dice la leyenda se dirigió Juan de Austria a los motanos. Abajo, los vecinos torean, aunque tristemente no puede apreciarse en la imagen los burladeros de los que habla la historia anterior (que se hacían con telas, o mantas). Una peculiaridad de las fiestas motanas, que tenían como defensa para los encierros y toros, esos "refugios" hechos con tela y que narra la leyenda se debió a la intervención de Juan de Austria para salvar a unos frailes. (IMAGEN TOMADA de Face Book: Diego Alonso; que contiene varias fotos interesantes de Mota, entre ellas esta de 1965 que parece ser es propiedad de César García Gallego a quien agradecemos nos permita divulgarla).



CITAS:
(1) Los datos que nos presenta son ciertos. Luis de Quijada, tras el reconocimiento de Juan de Austria es nombrado caballerizo mayor del príncipe D. Carlos y ayo protector de D. Juan. Del mismo modo y como premio, Felipe II le da la Encomienda de la Orden de Calatrava, nombrándole consejero de Estado y de Guerra (Carlos V, no le había dado honor alguno, tanto como olvidó que a su hijo le hicieran infante, o le otorgaran títulos de nobleza). A los veinticuatro años, Juan de Austria es nombrado General y enviado junto a su ayo, al mando de los ejércitos a luchar contra los rebelados en las Alpujarras.
(2) Se dan diversas fechas para el nacimiento de Ana de Austria, hija natural de D.Juan (Jeromín) y María de Mendoza (dama que trabajaba en la casa de Éboli, pero que no parece tener parentesco con la familia; pese a llevar el mismo apellido). La más temprana es la que advierte el padre Coloma, que la hace nacer en 1567 y la más tardía la que dan otros biógrafos (como Porreño y etc). Pese a ello, la más admitida es la que Mercedes Fórmica apunta, aceptándose que la niña nace justo antes de que Juan de Austria parta para las Alpujarras, en 1569. Algo que demuestra la entrada de la niña en Madrigal de las Altas Torres a la edad de seis años en un convento donde ingresa en 1575 con el nombre de María de Jesús. Aquella niña fue enviada a Magdalena de Ulloa y no conocerá quien era su verdadero padre hasta, al menos 1585, en que es reconocida como Ana de Austria, con más de veintiseis años de edad. Llegando a ser una famosa abadesa de Las Huelgas, en Burgos.
(3) Existe correo cruzado entre Felipe II y Juan de Austria en el que el rey le reprime y replica por haberse metido en terribles peligros. Sin duda alguna, la falta de temor de este jóven general pudo ser la causa de la muerte de Luis de Quijada, quien le seguía más como un ayo que como un padre (sin poder ya por entonces negarse a sus deseos). Al igual, el mismo hermano de Felipe II recibe una herida en estas luchas de las Alpujarras; aunque pudo reponerse de aquel percance.
(4) Igualmente, los datos que da el relato son históricos: Las fundaciones de Villagarcía, Oviedo y Santander, por parte de Magdalena de Ulloa. Al igual que la victoria en Lepanto en 1571, de la flota que encabezaba como general Juan de Austria. Tras ello, aquel hermano de Felipe II, permaneció durante unos cuatro años viviendo en Italia.
(5) En verdad, Juan de Austria tiene un encuentro en este monasterio con Magdalena de Ulloa en 1575, donde es posible que tal como narra la leyenda mandase el padre viera a su hija Ana, tanto como mandara ingresarla en Madrigal de las Altas Torres. Siendo también cierto que le trae en esta ocasión el lignum crucis y algunos regalos más que le había dado el Papa (Pio V) a Juan de Austria, antes de partir para Lepanto.
(6) Hemos de pensar que hablamos de 1575, cuando el príncipe Carlos había muerto y aún no había nacido el futuro rey Felipe III, por lo que no existía varón para heredar el trono de España.
(7) Nuevamente, cuantos datos proporciona son históricamente ciertos. Pues Juan de Autria es nombrado Gobernador de Flandes en esta fecha, siguiendo esas rutas (Italia-Barcelona-Madrid; para salir a Flandes, via Valladolid).
(8) Este como hemos dicho es un punto difícil de dilucidar, puesto que muchos biógrafos apuntan que desde julio de 1558 el matrimonio de Luis y Magnalena, junto con el niño Jeromín, se habían trasladado a Cuacos (a Yuste), para acompañar al Emperador en su agonía. Aunque hay quienes piensan que Jeromín, pese a haber pasado varios meses con su padre, en septiembre ya había regresado a Villagarcía y Mota, para continuar con sus estudios. Tras morir el Emperador, piensan que fue llevado junto a la Corte, para asistir a las honras fúnebres y con el fin (o pretensión) de que se le reconociera en esos dias como hijo de Carlos V.
(9) Aquí comenta que el general, aún de niño, había visto a su padre en el lugar (o las ruinas) de un viejo templo llamado San Ibañez (San Juan); camino el castillo. Ello cuadra con las menciones históricas que hablan como hacia el siglo XI, había en esta bajada del monte una pequeña iglesia de nombre Santibañez, que precisamente daba denominación a la colina; que antes se llamaba "Mota de Santibañez". La sustitución de aquella iglesia de San Juan, por otra de advocación a El Salvador, pudo realmente hacerse hacia 1550-1570, tal como dice la leyenda.
(10) Efectivamente, en la Colegiata de Villagarcía de Campos se conserva este "lignum crucis" que el Papa Pio V regala a Juan de Austria antes de partir para Lepanto, tanto como el crucifijo que este llevaba en la nave. Diciendo la leyenda que ambos presentes le fueron entregados para ser guardados y custodiados en la Iglesia de el Salvador (hoy en ruinas, en Mota del Marqués).
(11) Este es otro dato que parece totalmente cierto. De tal manera, biógrafos del infante como fueron Baltasar Porreño afirman que hacia 1558, habiéndose escapado unos toros bravos de un encierro y no pudiendo el vecindario con aquellos, Juan de Austria (aún siendo niño) se subió a unos maderos y se puso a luchar contra estos, haciendo huir a los novillos que ponían en peligro la vida de las gentes. Siendo muy alabado este mérito entre los que conocieron a Jeromín, al cual vieron ya desde los doce años una gran capacidad de valor y de dominio; hechos que destacaron siempre en las posteriores biografías del príncipe.
(12) Ciertamente, parece que hasta hace no mucho hubo por costumbre en las fiestas de Mota del Marqués, tener unos buerladeros hechos con mantas colgadas de cuerdas (tal como la leyenda relata).



 

Agradecemos a la Asociación Cultural de Mota del Marqués (AREPA MOTA XXI), todas las facilidades que nos ha dado para obtener información sobre el pueblo, sus monumentos y poder fotografiarlos. De tal manera, deseamos expresar nuestra gratitud hacia Gloria Hernández Martín (tanto como a Clara y Rebeca Justo Alonso) y a la Asociación que representan, cuyo portal podemos visitar en:
http://www.motadelmarques.com/. Igualmente nuestro agradecimiento hacia la sores del Mater Salvatoris (propietarias del Palacio Ulloa, del marqués de la Mota) que igualmente y de modo absolutamente abierto y desinteresado han dejado fotografiar el monumento. Tanto como a los sacerdotes (D. Manuel y D. Enrique), quienes sin trabas ni problema alguno, han permitido que las iglesias de Mota del Marqués, sean estudiadas y fotografiadas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario